domingo, febrero 28

Sala de despertar

Hemos pasado el día rodeadas de amigos y familia. Ha ido bien pero según se aproximaba la hora, el cuerpo nos picaba. A eso de las cuatro de la tarde llamé para que me informaran de su estado y me comentaron que estaba despierto y tranquilo. Decidimos intentar entrar las tres a verle pues Paula estaba segura que solo aguantaría el momento de darle un beso y poco más. Las reglas del juego y sus guardianas han impedido que así fuera y Marta se ha quedado en la puerta de la sala de despertar. Al vernos, Cai se ha emocionado pero le hemos dicho que si se alteraba, nos harían salir. Estaba en plenas facultades y pendiente de todo. Nos ha acariciado y ha "presentado" a su niña a toda enfermera/o que ha pasado por allí. Paula ha dejado escapar alguna lágrima pero se ha contenido como una campeona. Se le han hecho los minutos horas y en una ocasión me ha comentado si no nos iban a mandar fuera de una vez. Al final se ha acercado el médico y nos ha dicho que le operarán mañana y que el paciente controla muy bien.
Mañana por fin, el será la primera urgencia y casi con toda seguridad, no tendrá fiebre. Como dice Concha, los vientos se han llevado los malos presagios. Así sea

3 comentarios:

Caramelo dijo...

Puerto, soy Manuel el hijo de Juani y Sisi, mucho ánimo, ya vereis como todo sale adelante.
Muchos besos a las tres.

jose luis dijo...

Hay quemar minutos, y bueno a ver si le hacen un buen remiendo, tan necesario como el vivir. Nuestros mayores deseos de éxito.
muchos besos.
Salud
Kche, José Luis y familia.

Maribel dijo...

Puerto,somos Maribel Y Manolo, estamos siguiendo esta pesadilla a través de Quique que muy amablemente nos mantiene al día. Os enviamos todo el animo del mundo y deseamos de todo corazón una mejoria. Dale un fuerte abrazo a Cai de su amigo Manolon y mio.