jueves, agosto 5

Por fin!

Después de comprar un cable y cambiar no se cuantas veces IPs, DNSs, y conexiones varias... ya puedo navegar sin tener que irme a un espacio pequeño y muy concurrido.
Hoy ha sido otro día de lluvia. Más fresquito que el de ayer. Las clases, bien. De momento nada nuevo que me asuste. Me gusta el laboratorio de idiomas. Y estar con gente de muchos sitios. Hoy hemos comido con Carolina y Ayuso, brasileños. Por la tarde (16,30h) hemos ido a una brasserie. Era muy familiar. Su especialidad, cerveza de sabores. Las que he/hemos probado no nos han gustado. A saber: blanca, de miel y de una planta de la familia del cannabis que no se su nombre. Ahi nos hemos quedado. Faltaban cuatro sabores más. Entre ellos el pino. Nos hemos ido a comprar un diccionario monolingüe y el pan para la cena. Por cierto, tengo hambre porque hemos comido a las 12,45. Vamos a cenar.

2 comentarios:

Marta Arnés Blázquez dijo...

y xq yo creía q una brasserie era una brasería para comer carne a la brasa?!?!?! tanto mundo tanto mundo...

puerto blázquez dijo...

ainssssss marti, hija! Y así nos pagas todos los esfuerzos que estamos haciendo tu padre, el sr. erasmus, el sr. comenius y yo???
Besinos