domingo, diciembre 25

Navidad

Hoy será un día extraño, diferente. Comeremos todas juntas (en femenino porque somos muchas más y la relación de parentesco dominante en la reunión es la de hermanas pero habrá hombres). No lo celebraremos en la casa habitual ni en ninguna otra. Comeremos fuera. Evitaremos todos los símbolos y ritos que nos indiquen que falta alguien. Notaremos el aire helado cuando alguna diga algo improcedente. Buscaremos un motivo para acabar de comer rápido y dispersarnos. En Salamanca trabajan mañana y la pequeña tendrá que viajar pronto. Este es el mejor de los motivos. Imagino que no habrá regalos porque Santa Claus no está. Los pequeños preguntarán por qué y la abuela comenzará a llorar.

2 comentarios:

Portorosa dijo...

Lo siento, Puerto.
Un abrazo muy fuerte.

puerto blázquez dijo...

Gracias, al final fueron peores los temores. Se pasó bien.