lunes, enero 9

comulgar con ruedas de molino

Eso decían en mi casa cuando alguien te quiere convencer de algo porque sí, sin argumentos válidos. Así me acabo de sentir hace un rato. Mi regalo de reyes ha sido un bolso. Un bolso que con el uso de 3 días estaba rompiéndose. Un bolso comprado en una tienda muy chic de Plasencia, la flor y nata. A las 17,30 he pasado a mostrar los desperfectos que causaban en los asideros las argollas de metal sin lijar y la dependienta me dice que ella no tiene poder de decisión, que llamará a su jefa. Me emplaza para media hora más tarde. Después de dos paseos y sin jefa doy un ultimatum a la dependienta indecisa y la jefa se presenta. Que si he vendido muchos y nadie ha protestado, que si la casa no me lo va a admitir, que "es así", que ella no ve nada, ... Que me lo cambia por el verde. Sin ganas de discutir acepto el cambio por otro que al menos parece que le han dado una mano de lija. No soy la primera que tiene problemas con semejante tendera. Como se que hay placentinas y placentinos que pasáis por aquí, yo os aviso. Nuria me avisó a mí pero no a mis reyes magos.

4 comentarios:

ismael rozalén dijo...

¿te imaginas si hubiese un blog que se llamase comercioplasencia.blogspot.com, por ejemplo, en el que los consumidores de esta muy leal y muy benéfica ciudad contásemos nuestros encontronazos con los comerciantes? ¿Te imaginas que ese blog se convirtiese en una referencia de los compradores para ir o no ir a ésta o aquélla tienda? Sería estupendo, la pega que le veo -y lo que lo hace, a mi entender, inviable- es que serviría de lanzadera de rencillas y venganzas personales. Aún así, se me hace la boca agua sólo de pensarlo: tienda tal, llego a cambiar un abanico porque está defectuoso y me dicen que no me lo cambian porque no saben si lo he roto yo, le insito en que tiene obligación de darme otro o devolverme el dinero y se niega. No vayáis. Tres mil visitas en el post. La tienda cierra por cutre. Uno menos.

puerto blázquez dijo...

Sería genial. Pero otro inconveniente estaría en la publicidad encubierta: yo te pago a ti que estás necesitado de pelas para que informes de que te has comprado un par de botas de montaña a precio guay y con un vendedor que te ha dado una piruleta de regalo. De todas maneras es una buenísima idea. Ayer me sentí impotente ante una actitud que pensé ya no existía.
Besos

raul rodriguez dijo...

vaya patéticos que sois los dos,yo critico una tienda para hacerme la guay y tu me das la razón sin tener ni puta idea de lo que ha pasado para satisfacer esas rencillas personales,que adjudicas a otros.Por cierto habría que ver lo que haceis vosotros en vuestros curros que me consta teneis fama de prepotentes y desagradables,los dos.!seguid chupandoos el culo el uno al otro para satisfacer vuestros complejos de mediocridad¡
AH tu amiga Nuria ni se presentó al arbitraje de consumo pues sabia que mentía como una perra.

raul rodriguez dijo...

me parece muy triste utilizar un medio para la creación,la comunicación y el disfrute para criticar,malintencionadamente,a personas que teneis lo suficiente cerca como para hablar a la cara y solucionar un problema.
Puerto,sabés que el bolso no tenía nada y que se te cambio por otro sin ningún problema.
Ismael,la traición no preescribe nunca.