miércoles, febrero 8


Hoy tengo ordenador pero mañana vuelve al taller. Sigue sin estar en perfecto estado. Aprovechando que tenía que ponerle a punto pedí que instalaran el sistema operativo Linex, la verdadera apuesta de la Junta de Extremadura en materia de educación. Me he pasado toda la tarde probando y la verdad es que en cuestión de juegos para adquirir habilidades motrices con el ratón y teclado no lo han hecho muy mal. Este extraño curso en el que me encuentro dispongo de un aula de informática con 25 ordenadores y a ella acudo con el alumnado de tres, cuatro y cinco años. Los de 5 ya utilizan el procesador de textos, imprimen y guardan los documentos. Con los de tres es otro cantar. Auténticos analfabetos tecnológicos (y tipográficos también pero no es el tema) que nos hacen sorprender cada vez más a su tutora y a mi. Hoy, de un grupo de veinticinco, tan solo una sabía lo que era el ratón. Todos los demás periféricos eran "elordenador". Aunque en lo que llevamos de trimestre ya tengo estropeados 7 ordenadores y 1 impresora todavía quedan para poder mostrarles cómo podemos "destapar a la jirafa" si movemos el ratón o que salga el payaso si hemos picado el osito de color rojo. Es impresionante las ganas de aprender que tienen y cómo esperan tu ayuda con la mano apoyada en el ratón pero con el índice levantado (nadie les ha dicho qué tienen que hacer pero la mayoría tiene ese gesto).
¿Qué va a pasar cuando esos siete ordenadores que no funcionan sean veintimuchos? Me da vergüenza comunicarle al coordinador que tengo otro más estropeado porque no tiene horas de coordinación, no dispone de conocimientos para solucionar los estropicios y mucho me temo que su buena voluntad se gaste como se ha gastado la de otros compañeros y compañeras. Mantener tres aulas de informática más un ordenador por aula en un centro es un acto de heroicidad equiparable al horario de un informático de un IES (porque los institutos si tienen en plantilla un informático). Lo más probable es que cuando mis alumnos y alumnas lleguen al insti sigan tan analfabetos tecnológicos como lo son ahora aunque puede que los salve el messenger del sr. Gates.
Por cierto, este post está en la red gracias al sistema operativo windows porque telefónica no ofrece sus servicios a los "libres". Tengo que aprender como utilizar mi router con libertad.

2 comentarios:

CARMEN_R_PURAS dijo...

Ánimo, y a ver si te arreglan pronto los ordenadores.

De todas formas no estoy tan segura de que si no ven un ordenador hasta más tarde vayan a ser analfabetos tecnológicamente: yo hasta la universidad no había utilizado ninguno.

La verdad es que utilizar un ordenador como usuario no es muy complicado.

puerto blázquez dijo...

Pero seguro que casi todos/as íbais en las mismas condiciones. Lo que no pasaría ahora. Eso es mi objetivo, que la escuela sea igualitaria, y para ello tenemos que comenzar desde muy temprana edad. ¿utopía?
Besos, Puerto