jueves, octubre 19

viaje fugaz

Acabo de llegar de Castuera. Hemos salido a las dos de la tarde con lluvia y en la vuelta nos han acompañado espectaculares relámpagos. Casi 500 km. Llegar, contar y volver. Ha sido muy grato compartir tus experiencias. Más cuando te dicen que se han divertido y que les ha parecido enriquecedor. Nos han regalado y, hemos comprado turrón. Nos han llevado a la fábrica y una, sin ser golosa, ha probado algunas delicatessens. He traído lo que me han recomendado como exquisitez: turrón de piñón duro. Ya informaré. Me ha sorprendido la comodidad del viaje; hace un año fuí a Don Benito pero con dos autovías menos. Creo que vamos pareciéndonos a los otros.

2 comentarios:

CARMEN_R_PURAS dijo...

¡uy, los turrones de Castuera!
Mi empresa tiene la buena costumbre de regalarnos por Navidad una pequeña cesta donde todos los productos son extremeños, y por eso ya hace años que en mi casa los turrones que tomamos son de este pueblo.

puerto blázquez dijo...

y están muy buenos. ¡lástima de dieta!