sábado, marzo 4

casi mañana

Es muy tarde pero sigo despierta. Hoy ha sido un día tranquilo. Por la mañana hice algunos recados por el centro y tomé café. Pasé por la librería a ver si había llegado el libro del mago. Es para Paula, aunque ella no lo sabe. Me lo pidió cuando yo estaba en el hospital pero no la respondí. A estas alturas ya debe saber que no nos negaremos a regalarla un libro por muy peregrino que sea el motivo del regalo, en este caso: "...ya que tu estas en el hospital me podías regalar el último Harry Potter". De momento está liada con El Quijote. Mi mudez bien. Esta noche, contraviniendo todas las sugerencias del logopeda más sensato he recalado en un sitio con malos humos. Qué decir que mi garganta y yo lo hemos notado. Mi garganta para mal. Yo para bien que ya llevaba mucho tiempo de retiro y reflexión. Hoy se interesó por mi salud el servicio de inspección médica de mi educativa empresa. Como estaba sola y vi el nº que me llamaba tuve que contestar aclarando que no debía hacerlo. Me han deseado que me recupere pronto. No se si lo han dicho por mi salud física o por su salud económica pero lo han dicho. Se agradece. Bien mirado, es todo un detalle. Me voy a la cama que ya es hora.

3 comentarios:

CARMEN_R_PURAS dijo...

¿Es que en Plasencia no hay algún bar de no fumadores?
Un beso

puerto blázquez dijo...

ummmmmmmmmmmm... creo que no. Hoy he sido buena y me hequedado en casita.
Besos

Portorosa dijo...

Espero que sigas todo lo bien que puedas.

Besos.