domingo, marzo 5

utensilio de bien social

El día lluvioso de ayer y la pérdida de dos paraguas en lo que llevamos de invierno me lleva a proponer a dicho objeto como utensilio de bien social. Sugiero que en todos los establecimientos públicos o no dispongan algunos para que el cliente pueda usarlos y depositarlos en la siguiente parada. Así nadie perdería ninguno. Todos estarían a disposición del personal y si no llueve no tienes que cargar con un aparato de lo más incómodo.

4 comentarios:

Portorosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Portorosa dijo...

Aquí, sobre todo en las aldeas, el paraguas tradicionalmente ha sido una prenda más de vestuario, tan permanente como el calzado, la chaqueta y la boina. De hecho, a menudo, por comodidad se llevaba colgado del cuello de la chaqueta, por la parte de atrás.

Besos.

Portorosa dijo...

Aquí tienes un ejemplo (cuarta foto). No es muy bonita, pero sí muy real:

http://caminoasantiago.com/pagina.php?id=1033

puerto blázquez dijo...

jejejeje, puedo recordar en mis días de instituto, alguna clase no muy amena en la que mirando por la ventana esperábamos que pasara el cura de la sotana. No solo llamaba la atención por su oronda figura sino porque llevaba un sombrero similar al de los picadores. En los días que amenazaba lluvia, utilizaba el ala a modo de colgador de paraguas. Gracias porto, me has hecho recordar.
Besos